viernes, 19 de noviembre de 2010

Especiales, Scott Westerfeld.

La tercera parte de la saga de "Traición" (ver aquí Traición y Perfección).
Tally ha dejado de ser esa rebelde imperfecta de sus días del "Humo". Ahora pertenece a un grupo de élite de la doctora Cable (creadora de los Especiales) que comanda su amiga Sally. Se trata de los "Cortadores". Unos Especiales jóvenes que se mueven en sus aerotablas haciendo así más eficaz la lucha contra los rebeldes.
En un primer encuentro con algunos rebeldes infiltrados en una fiesta de Nueva Belleza, se dan cuenta de que los han tenido acceso a unas nuevas tecnologías que difícilmente pueden llegar a fabricar en la Naturaleza. Alguien más poderoso está detrás de esa insurrección.
En la precipitada persecución de los infiltrados Sally casi pierde la vida. Su amiga Shay le salvará de ahogarse cuando es lanzada desde una aerotabla al río.
Las Cortadoras elaboran un plan para acabar con el "Nuevo Humo". Pero un encuentro con Zane, con el que Tally había huído siendo rebelde al Humo, dividirá de nuevo a las dos amigas. Shay le tildará de egoísta.
A pesar de que Zane es un simple "Cabeza de burbuja" y con una salud delicada después de ingerir una píldora que le proporcionaron los rebeldes y que, supuestamente le iba a curar, Tally se siente atraída por él. Su nueva condición de Especial le impide ver a Zane como un igual, pero su corazón sigue rebelándose y clama por seguir siendo la Tally de siempre.
Una historia llena de aventuras, las cosas suceden rápidamente por lo que no es fácil marcar los tiempos de lectura. La acción atrapa.
Sin embargo se echa en falta que el autor entre a resolver los conflictos interiores que se han ido planteando a lo largo de la trilogía. No resuelve, a mi modo  de ver, el dilema "belleza artificial o infelicidad".
¿Se puede ser feliz cuando tu cuerpo no es lo que otros desean? ¿Uno puede estar satisfecho cuando su cuerpo es muy mejorable? ¿La belleza es uno de los aspectos más importantes en la vida de una persona?
El autor parece que se decanta por el no, pero no lo afirma con la historia. Tally se somete a la operación y cuando puede revertir los efectos para convertirse en una "imperfecta" busca la manera de salir airosa en sus principios, pero con su cuerpo serrano de Especial. Me parece que le ha faltado valor a Scott Westerfeld que, por otra parte, ha escrito una trilogía de quitarse el sombrero.

No hay comentarios: